Mi hijo no sabe estudiar

dav

En mi trabajo diario con niños y adolescentes muchas veces me encuentro con quejas muy comunes en los padres o tutores de estos niños. “¡Es que mi hijo no sabe ponerse a estudiar!” o “Se pasa horas delante del libro y luego no aprueba”

Y es verdad, estudiar es una habilidad y como cualquier otra habilidad adquirida requiere de aprendizaje y entrenamiento. ¡Y ahí está clave! Desde que somos pequeños, nos enseñan inglés, matemáticas, castellano,… pero pocas veces hay una clase en la que te enseñen a como leer un problema, comprender una lectura, resumir, subrayar, memorizar,… y estas habilidades son las que determinarán que el estudio sea óptimo y efectivo. Todas estas habilidades descritas y más, son las que preceden al estudio y si alguna de ellas falla entonces la consecución de nuestros objetivos no serán los que esperamos.

Por eso, cuando los cursos se van complicando, y en función del aumento del nivel, los niños, se van encontrando con escalones cada vez más grandes, los que a veces se les hace imposible subir.

Entonces…. ¿Qué hacemos como padres?

En primer lugar, debemos estar al tanto de cualquier posible dificultad que nuestro hijo pueda tener durante el curso escolar, así podremos reforzar y estimular lo antes posible los aspectos que necesite.

Es fundamental que como padre confíes en sus posibilidades, animarle y motivarle es algo que hay que hacer constantemente. Transmitir que él o ella puede con todo lo que se proponga.

En cuanto a los factores ambientales, debemos tener en cuenta de que hay que proporcionarles un lugar de estudio lo más estable y confortable posible. El sitio debe ser tranquilo y silencioso, exento de ruidos. Debe estar ordenado, con las menores distracciones posibles. Buena iluminación. Temperatura y ventilación adecuada. Mesa lo suficientemente espaciosa, únicamente con el material que se va a necesitar y una silla con respaldo a la altura de la mesa.

Después de esto, tenemos que animarles a que creen ellos mismos sus propios hábitos de estudio, estudiar todos los días, pero que sean ellos los que decidan “su” tiempo de estudio y dejar sitio para las actividades extraescolares y el descanso. Al menos que sientan que es una negociación y no una obligación o algo que les viene impuesto.

En ocasiones, los padres necesitan completar esto con una ayuda externa profesional y acuden a nuestro centro para que podamos encontrar cuales son las dificultades o necesidades que realmente tienen sus hijos para poder rendir en el curso. Durante el curso les enseñamos a crear un hábito, trabajamos la gestión y planificación del tiempo de estudio, deberes, entrega de trabajos, y entrenamos técnicas de estudio como pueden ser la comprensión lectora, subrayar, hacer esquemas y/o mapas conceptuales, reglas mnemotécnicas, etc.

En definitiva, evaluamos las fortalezas y debilidades de ellos para así reforzar y estimular las habilidades que realicen de manera óptima y les ayudamos a buscar y entrenar nuevas alternativas que a ellos les resulten más efectivas para estudiar.

 

¡Feliz jueves!

Anuncios

Ayer finalizando la segunda sesión del curso de Mindfulness

mde

Ayer por la tarde en el centro Fisialis impartía la segunda sesión del curso de Mindfulness. Nuestras chicas no pueden estar más contentas de aprender esta nueva forma de tomarse la vida, cambiar la perspectiva y la forma de observar y sentir las cosas, vivir el momento, el aquí y ahora, y, sobre todo, tener un par de horitas a la semana para poder tomar conciencia de ellas mismas y de todo lo que les rodea. Gran inicio para nuestras chicas y seguro que aún les queda un montón de experiencias que vivir y sentir.

No olvides, si tú también quieres aprender y saber más sobre esta forma de vida, puedes contactar conmigo al 645 870 265 o con el mismo centro 963 44 00 70, abrimos nuevos grupos en seguida.

¡Gracias!

CÓMO SUPERAR LA PRIMERA SEMANA DE COLEGIO SIN MORIR EN EL INTENTO

Resultado de imagen de comenzar el colegio papas y mamas

Aún recuerdo cómo era ese último fin de semana de verano cuando iba al colegio… Comprar los últimos detalles, bolis, estuche, goma, lápiz, …

Mis abuelos en una mesa camilla dedicados en cuerpo y alma a poner el nombre en los libros y cuadernos, para después disponerse a precintar, con ese forro kilométrico, todos los libros.

Ha pasado mucho tiempo de eso, pero creo que es uno de los recuerdos que quedarán perennes en mi memoria.

Vosotros papás y mamás, sois los encargados de crear esos recuerdos para que en un futuro vuestros hijos lo recuerden con añoranza y sensaciones positivas.

Está claro, no todo es de color de rosa, las prisas, deberes sin terminar, todo a última hora, cambios de horarios, de comidas. Adaptarse la primera semana al cambio, puede ser estresante tanto para los padres como para los niños.

Por eso, os dejo aquí una serie de indicaciones para que la vuelta al cole sea lo menos amarga posible y su adaptación sea óptima y positiva.

  • No vivir el cambio como algo negativo ni estresante. Tu hijo tendrá la misma actitud que tú tengas respecto a la vuelta a clase. Es decir, si vivís la vuelta al cole como algo estresante, a toda prisa y malhumorados, es probable que tus hijos lo vivan de igual manera. Todos los cambios son estresantes, pero hay que intentar vivirlos con la mayor normalidad posible, de forma optimista, tranquila y positiva, o al menos, esforzarse para transmitir eso a tus hijos.
  • Es el mejor momento para motivar e ilusionar de nuevo a tus hijos con el curso. Deja atrás los reproches del curso pasado, no recuerdes insistentemente lo mal que lo hizo el pasado curso. Es el mejor momento para comenzar de nuevo, hacer un “borrón y cuenta nueva”, transmitir que este año si que si va a poder, que lo va a hacer muy bien, etc. El inicio del curso, será el momento que quizás más motivados e ilusionados los encontremos, por ir a clase, atender, organizarse, hacer deberes, etc. Vosotros como padres seréis los encargados de intentar alargar en el tiempo esa motivación para que no se quede en una bolsa de propósito como si fuera un fin de año cualquiera.
  • Haz que tu hijo recupere los hábitos de forma progresiva. El inicio de curso es un proceso de adaptación. De repente se les acaba esas mañanas frente al televisor viendo una maratón de sus dibujos preferidos, tardes interminables en el parque, la playa o la piscina y por si fuera poco, hay que dormir pronto porque al día siguiente tienen que madrugar. Por eso, es conveniente que los cambios vayan dándose durante la semana de forma progresiva. Por ejemplo, pasando la tarde en el parque y haciendo que cada día los tiempos de estar en el parque sean más cortos porque después habrá que prepararse para el cole o hacer algún deber.
  • Retomar las horas de sueño adecuadas para rendir en el colegio. El sueño es algo que la primera semana trastoca mucho a los niños. Tienen los ciclos cambiados, se duermen tarde, se levantan tarde, y eso cuando comienza el colegio hay que cambiarlo. Por eso os recomiendo que, en casa, una semana antes de comenzar el cole, empecéis a hacer cambios en el sueño. No hacer siesta, ir poco a poco adelantando la hora de acostarse, son algunas cosas que podéis ir aplicando la semana de antes de comenzar las clases. Aun haciendo esto, es normal que la primera semana les cueste coger el sueño, pues están sobre excitados, clases, amigos, profes,… Será ideal que guardes para el final de la tarde actividades o ejercicios que puedan ser relajantes para ellos, como por ejemplo, darse un baño, leer, escuchar música, etc.

En definitiva, la vuelta al cole, es un caos para todos, padres y niños. Pero es cuestión de adaptarse, tener una actitud amable, optimista y positiva y hacer que los niños se emocionen y se ilusionen de nuevo con la vuelta a clase.

¡La vuelta al cole es mágica!

 

 

Dime cómo comes y te diré como te sientes

Resultado de imagen de comida y ansiedad y depresion

¿Cuántas veces hemos abierto la nevera y hemos cogido algo de comer, casi de forma automática, sin una sensación imperiosa de hambre? Solo por el mero hecho de haber pasado un día horrible en el trabajo, haber discutido con un amigo o con tu pareja, o simplemente haber tenido un mal día. A todos en algún momento de nuestra vida nos ha pasado.

Pero cuidado, porque si este patrón lo repetimos muchas veces a lo largo del tiempo, puede que entremos en un círculo vicioso entre la comida y nuestro estado de ánimo, difícil de salir.

Esto mismo, es lo que les pasa a muchas personas que padecen obesidad. Pues hay estudios que confirman que el riesgo de padecer depresión es un 55% mayor en personas obesas, mientras que el riesgo de obesidad aumenta en un 58% entre quienes tienen depresión, según un estudio dado a conocer por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Cuando pasamos una etapa complicada, la cual nos afecta emocionalmente, de forma negativa, solemos optar por un tipo de comida hipercalórica y más grasienta de lo normal (bollería, dulces, fritos, etc.) Esto es fácil de comprender, que el hecho de sentirnos mal por algo, lo relacionemos a comernos un helado (si es de chocolate mejor), bollería industrial, etc. Esta reacción está totalmente normalizada en nuestra sociedad.

Lo interesante, es que, al contrario, también ocurre exactamente lo mismo. Es decir, pongámonos en una situación inversa. Nos han dado una noticia buenísima, nos han subido el sueldo, hemos aprobado un examen que era muy difícil, … En estas situaciones, totalmente positivas y cotidianas, también dará lugar a asociar los mismos tipos de alimentos que consumimos como cuando tenemos un mal día, es decir, se suelen volver a repetir el mismo grupo de alimentos hipercalóricos, grasas saturadas, bollería, etc.

Para entender un poco mejor a que me refiero, pongamos el ejemplo de “hoy es tú día y te han subido el sueldo”. En esta situación, qué es más probable, ¿qué al terminar tu turno de trabajo te vayas a casa y te tomes una ensalada y una pieza de fruta? Ó qué, ¿acabes llamando a tus amigos, os toméis unas cervezas y pidáis unas pizzas, y solo porqué sí, porqué hoy te lo mereces?

Estos llamados “homenajes” que nos podemos dar por haber tenido un buen día, está causado por la necesidad de darnos un motivo para justificar el porqué hoy comemos nuestro plato preferido o una hamburguesa con patatas fritas de nuestro restaurante de comida rápida preferido.

Está claro que las emociones sean positivas o negativas influyen en lo que comemos, bien porque un día estamos alegres o bien porqué nos sentimos tristes.

También es cierto que cuando se goza de salud, hacerte algún que otro “homenaje” y tomarte unas cañas, es hasta necesario. El problema viene cuando esa salud está dañada y como he dicho podemos entrar en una espiral de ansiedad – alimentación – estado de ánimo difícil de salir si no es con ayuda profesional.

De ahí que la psicología sea tan importante y tenga su parte fundamental en el proceso de personas que tienen problemas de sobrepeso, obesidad mórbida, y qué desean con todas sus fuerzas perder peso, pero no son capaces. A veces, no es solo cuestión de un entrenamiento específico y una dieta, a veces hay que mirar más allá y adentrarse en el mundo de las emociones para descubrir donde reside el problema, porqué ya está más que sabido que el cómo nos vemos, como nos sentimos, se refleja en la calidad de lo que comemos.

En próximos artículos, os escribiré sobre las claves para poder salir de ese círculo vicioso entre lo que comemos y nuestras emociones y/o problemas de ansiedad.

¡Hasta pronto!

Jessica Cabeza.

 

Mindfulness y gestión emocional

mindfulness

QUEDAN MUY POQUITAS PLAZAS PARA CERRAR EL GRUPO DE MINDFULNESS, SI ESTÁS INTERESADO EN INICIARTE, CONTACTA CONMIGO AL 645 870 265.

¿Te has detenido alguna vez en el medio de lo que estabas haciendo para escuchar de verdad a los sonidos de tu alrededor? O, ¿has mirado verdaderamente algo, no sólo de refilón y sin observarlo de verdad, sino detenidamente? O, ¿llegado a saborear verdaderamente algo que estabas comiendo?

¿Qué quiere decir Mindfulness?

La Atención Consciente (Mindfulness) es una manera de volver a nosotros mismos, de vivir plenamente nuestra experiencia tanto de nosotros mismos como de nuestro entorno y de las otras personas. Es una manera de vivir en el presente, en el ahora, en vez de vernos arrastrados hacia el pasado o el futuro. Además, el momento presente es el único momento que tenemos para vivir, el único momento en que podemos ser felices.

Naturalmente, podemos aprender del pasado y necesitamos hacer planes en el futuro, pero estas cosas se pueden hacer con plena conciencia en el momento presente. Lo que no nos ayuda es la manera en que la mayoría de las personas nos “ausentamos” de una forma casi constante y sin querer de la experiencia del momento presente hacía pensamientos acerca del pasado o el futuro. Esto lleva a una sensación de abstracción, de una vida vivida solo a medias, y resulta profundamente insatisfactoria.

Objetivos del taller

Este taller te ayudará a entrar en y a habilitar esa dimensión de consciencia y presencia enseñándote a desarrolla la Atención Consciente. Todo lo que hacemos en este taller está centrado alrededor de esta habilidad, y las técnicas que aprenderás son maneras diferentes de cultivar esta habilidad, en todos los diferentes ámbitos de tu vida.

Programa:

  1. ENFOQUE: Conciencia de uno mismo.
  • “Enfoque” aprender a prestar atención a la experiencia del momento presente, centrándonos en una cosa a la vez.
  • Desarrollo de la conciencia de nosotros mismos: del cuerpo, y de nuestros sentimientos y pensamientos.
  • Afrontar las sensaciones corporales o sentimientos o pensamientos más difíciles, o sea, desagradables.
  1. AMPLITUD: Conciencia de las otras personas y de nuestro entorno más próximo. 
  • “Amplitud” ampliar nuestra conciencia para aprender a incluir y vivir nuestras experiencias dentro de una perspectiva más amplia.
  • Primero Incluir y vivir nuestra experiencia de las sensaciones en el cuerpo dentro de una perspectiva más amplia.
  • Segundo, incluimos nuestro entorno.
  • Tercero, incluimos a las otras personas.
  1. CONSOLIDACIÓN Y PRÁCTICA DE LO YA APRENDIDO
  1. CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN DEL TALLER, MIRAR HACIA EL FUTURO

¿Qué vamos hacer? ¿Cómo vamos a mantener nuestra práctica (si es que queremos hacerlo)?

*Cada semana introduciremos una práctica de meditación como “el escaneo del cuerpo”, “el seguimiento de la respiración”, “la conciencia amable”, “movimientos mindfulness”, “tres minutos mindfulness”, etc.

 

Duración: 2 meses

Horario: Grupos de mañanas o tardes. 2 horas/semana.

Grupos reducidos.

Precio: 50€/mes

Realidad Virtual para enfermos de Alzheimer

Este curso 2017-2018 en la Asociación de Enfermos de Alzheimer Perales (ALZPER) comenzamos con muchas novedades.

Una de ellas es la incorporación de la Realidad Virtual (RV) en nuestra estimulación colectiva. Esta herramienta cada vez va cogiendo más fuerza y más interés en el mundo de la psicología, sobre todo, en los casos de ansiedad y fobias simples o específicas.

Pero… ¿qué beneficios puede tener la Terapia de Realidad Virtual en nuestros usuarios con Alzheimer?

Los beneficios son múltiples, algunos de ellos son:

  • Abrirles el abanico de actividades que pueden realizar. Muchos de nuestros usuarios sienten que con la edad, pocas cosas les queda por hacer, que al ser personas mayores ya no pueden hacer grandes cosas… Nosotros les enseñamos a que nunca es tarde para realizar actividades que no han probado antes y mucho más si son saludables tanto física como mentalmente.
  • Aumenta el estado de ánimo y la autoestima. Al ver que siguen siendo capaces de sorprenderse con cosas novedosas, hace un efecto de satisfacción con uno mismo. Están más contentos, ilusionados y sonrientes.
  • Estimulación sensorial, visual y auditiva. Trabajamos con ellos la estimulación sensorial, a través del sonido que proyectan los auriculares y las imágenes de la RV.
  • Fomenta el equilibrio y la posición corporal. Es muy importante para ellos, tanto por la enfermedad, como por la etapa que viven, trabajar con ellos la psicomotricidad y el equilibrio. Y que mejor forma de hacerlo que a través del entretenimiento y casi sin que ellos sean conscientes de ello.
  • Trabajar la memoria semántica, así como el vocabulario y la anomia. Mientras que ellos van viendo como las cosas que ven están muy cerca de ellos, nosotros vamos haciéndoles preguntas de qué es lo que hay en la imagen, que colores tiene, como se llama aquello que ven. Indirectamente, es otra magnífica forma de trabajar con ellos la memoria semántica y la fluidez verbal.

Como veis son muchos los beneficios que puede aportar la realidad virtual a pacientes con demencia o alzheimer. Iremos contando los avances y hablaremos de la realidad virtual en futuras ocasiones.

Os dejo algunas fotos de la estimulación colectiva de hoy en nuestro centro, utilizando las gafas de realidad virtual.

Un beso! y no os olvidéis de sonreír.

Jessica Cabeza.

CV12833. Psicóloga Sanitaria.

 

 

 

 

Jueves, 21 de septiembre 2017, Día Mundial del Alzheimer

20988463_1664250003599225_4033115285107963090_o

Te invitamos a nuestro centro con motivo del día mundial del Alzheimer a una CHARLA GRATUITA impartida por la presidenta de la Asociación Alzheimer Perales (ALZPER) Ana María Perales Blasco.

¡No puedes faltar! Seguro que tienes muchas preguntas por responder.