Dime cómo comes y te diré como te sientes

Resultado de imagen de comida y ansiedad y depresion

¿Cuántas veces hemos abierto la nevera y hemos cogido algo de comer, casi de forma automática, sin una sensación imperiosa de hambre? Solo por el mero hecho de haber pasado un día horrible en el trabajo, haber discutido con un amigo o con tu pareja, o simplemente haber tenido un mal día. A todos en algún momento de nuestra vida nos ha pasado.

Pero cuidado, porque si este patrón lo repetimos muchas veces a lo largo del tiempo, puede que entremos en un círculo vicioso entre la comida y nuestro estado de ánimo, difícil de salir.

Esto mismo, es lo que les pasa a muchas personas que padecen obesidad. Pues hay estudios que confirman que el riesgo de padecer depresión es un 55% mayor en personas obesas, mientras que el riesgo de obesidad aumenta en un 58% entre quienes tienen depresión, según un estudio dado a conocer por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Cuando pasamos una etapa complicada, la cual nos afecta emocionalmente, de forma negativa, solemos optar por un tipo de comida hipercalórica y más grasienta de lo normal (bollería, dulces, fritos, etc.) Esto es fácil de comprender, que el hecho de sentirnos mal por algo, lo relacionemos a comernos un helado (si es de chocolate mejor), bollería industrial, etc. Esta reacción está totalmente normalizada en nuestra sociedad.

Lo interesante, es que, al contrario, también ocurre exactamente lo mismo. Es decir, pongámonos en una situación inversa. Nos han dado una noticia buenísima, nos han subido el sueldo, hemos aprobado un examen que era muy difícil, … En estas situaciones, totalmente positivas y cotidianas, también dará lugar a asociar los mismos tipos de alimentos que consumimos como cuando tenemos un mal día, es decir, se suelen volver a repetir el mismo grupo de alimentos hipercalóricos, grasas saturadas, bollería, etc.

Para entender un poco mejor a que me refiero, pongamos el ejemplo de “hoy es tú día y te han subido el sueldo”. En esta situación, qué es más probable, ¿qué al terminar tu turno de trabajo te vayas a casa y te tomes una ensalada y una pieza de fruta? Ó qué, ¿acabes llamando a tus amigos, os toméis unas cervezas y pidáis unas pizzas, y solo porqué sí, porqué hoy te lo mereces?

Estos llamados “homenajes” que nos podemos dar por haber tenido un buen día, está causado por la necesidad de darnos un motivo para justificar el porqué hoy comemos nuestro plato preferido o una hamburguesa con patatas fritas de nuestro restaurante de comida rápida preferido.

Está claro que las emociones sean positivas o negativas influyen en lo que comemos, bien porque un día estamos alegres o bien porqué nos sentimos tristes.

También es cierto que cuando se goza de salud, hacerte algún que otro “homenaje” y tomarte unas cañas, es hasta necesario. El problema viene cuando esa salud está dañada y como he dicho podemos entrar en una espiral de ansiedad – alimentación – estado de ánimo difícil de salir si no es con ayuda profesional.

De ahí que la psicología sea tan importante y tenga su parte fundamental en el proceso de personas que tienen problemas de sobrepeso, obesidad mórbida, y qué desean con todas sus fuerzas perder peso, pero no son capaces. A veces, no es solo cuestión de un entrenamiento específico y una dieta, a veces hay que mirar más allá y adentrarse en el mundo de las emociones para descubrir donde reside el problema, porqué ya está más que sabido que el cómo nos vemos, como nos sentimos, se refleja en la calidad de lo que comemos.

En próximos artículos, os escribiré sobre las claves para poder salir de ese círculo vicioso entre lo que comemos y nuestras emociones y/o problemas de ansiedad.

¡Hasta pronto!

Jessica Cabeza.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s